PUNTA-A-PUNTA


Un año más!!!. Tercera edición del Punta-A-Punta con una gran afluencia de participación. Inicialmente se ofrecieron 400 inscripciones que se agotaron en las primeras horas, por lo que la organización decidió ampliar con 200 plazas más. En esta edición fue muy bien recibida por parte de numerosos participantes la posibilidad de obtener el roadbook en rollo y facilitar así su instalación en las motocicletas.

En esta ocasión se ha cruzado la península de sur a norte, desde Isla Cristina, Huelva, hasta San Sebastián. Como es costumbre, las rutas se facilitaban en el briefing que se celebraba la tarde anterior con las oportunas observaciones de la organización.

Si la edición pasada estuvo marcada por las altas temperaturas, este año ha sido la lluvia la protagonista.

En la primera jornada se notaba, a pesar de la lluvia, las ganas de rodar que tenían la gran mayoría de participantes. Iniciando la ruta con la obligada parada en la playa de Isla Cristina para llenar las botellas que proporcionó la organización con agua del golfo de Cádiz.

Una buena ruta con muchos  kilómetros por Portugal, con unos impresionantes paisajes por zonas de ríos y lagos donde se reflejaban los contornos de las montañas y la degustación de su exquisito café y el amable trato de sus gentes, para terminar en Cáceres, con una tremenda tromba de agua. Los dos tramos previstos por pistas para esta jornada fueron cerrados por la organización debido a la gran cantidad de agua que corría por los vadeos.

En la segunda jornada, denominada maratón, con más de 600 Km., se combinó un inicio y fin con puertos de montaña y curvas por doquier, incluida la subida a la impresionante peña de Francia, no pudiendo disfrutar de sus impresionantes vistas por la niebla existente, con un tramo intermedio de largas rectas para cubrir kilómetros, llegando al parque cerrado en la misma puerta del museo de la Evolución Humana ubicado en el centro de Burgos, lo que atrajo una gran expectación de los habitantes de la ciudad.

La última jornada, con 430 Km., fue el broche de oro por la cantidad de curvas, diversidad de puertos de montaña y la calidad de los parajes por los que se rodó, con una llegada a la impresionante San Sebastián, para verter el agua recogida en la playa de Isla Cristina y recoger el FINISHER en el último punto de control para finalizar así esta magnífica aventura.
La organización ofreció un aperitivo en el emblemático palacio de Miramar, con sorteo de regalos aportados por los patrocinadores del evento y posterior fiesta en la discoteca para los más valientes.

Un año más un éxito de afluencia y sabor de boca que queda a los participantes que ya están pensando en volver el próximo año.

Categoría: Evento